Salud

Viejo tatuaje terminó inflamando sus ganglios linfáticos

DÍA 05/10/2017 - 10:00 hs.
Una mujer fue tratada por un presunto cáncer linfático, pero tras la extirpación del ganglio, los médicos observaron que el mismo se inflamó por causa de un antiguo tatuaje que la mujer tenía en la espalda.
Foto ilustrativa.

 

La australiana, de 30 años, había asistido a una consulta por unos bultos debajo de los brazos, y todo apuntaba a un linfoma, que es un tipo de cáncer.

Tras realizar los estudios previos, los médicos procedieron a realizar la extirpación del ganglio, y se llevaron una enorme sorpresa.

La buena noticia era que no se trataba de un cáncer, y el gran asombro se dio cuando llevaron el ganglio bajo el microscopio, informa CNN.

Los estudios determinaron que se trataba de un ganglio linfático inflamado por causa de la tinta de un antiguo tatuaje de la mujer. Fue así que las células inmunes encontraron en el pigmento una sustancia extraña, lo ingirieron y viajó de la piel a los ganglios linfáticos durante años, de acuerdo a la publicación de la revista Annals of Internal Medicine.

Comentá esta nota