Alergias

La contaminación mata

DÍA 15/03/2016 - 15:43 hs.
La Organización Mundial de la Salud estima que 12,6 millones de personas mueren anualmente a causa de la insalubridad en el ambiente.

Se estima que en 2012 perdieron la vida 12,6 millones de personas por vivir o trabajar en ambientes poco saludables: casi una cuarta parte del total mundial de muertes, según nuevas estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre los factores de riesgo ambientales se encuentran la contaminación del aire, el agua y el suelo, la exposición a los productos químicos, el cambio climático y la radiación ultravioleta, contribuyen a más de 100 enfermedades o traumatismos.

Enfermedades asociadas

Luego del análisis de más de 100 categorías de enfermedades y traumatismos se concluyó que la gran mayoría de muertes vinculadas al medio ambiente se deben a enfermedades cardiovasculares, como los accidentes cerebrales y la cardiopatía isquémica.

-Accidentes cerebrovasculares - 2,5 millones de muertes anuales

-Cardiopatía isquémica - 2,3 millones de muertes anuales

-Traumatismos involuntarios (por ejemplo, muertes por accidente de tránsito) - 1,7 millones de muertes anuales

-Cánceres - 1,7 millones de muertes anuales

-Neumopatías crónicas - 1,4 millones de muertes anuales

-Enfermedades diarreicas - 846 000 muertes anuales

-Infecciones respiratorias - 567 000 muertes anuales

-Afecciones neonatales - 270 000 muertes anuales

-Paludismo - 259 000 muertes anuales

-Traumatismos intencionados (por ejemplo, suicidios) - 246 000 muertes anuales

Mecanismos de prevención

En el informe se citan estrategias de eficacia demostrada para mejorar el medio ambiente y prevenir enfermedades.

Por ejemplo, si se utilizaran tecnologías y combustibles limpios para preparar alimentos, y para la calefacción y la iluminación, se reducirían las infecciones respiratorias agudas, las neumopatías crónicas, las enfermedades cardiovasculares y las quemaduras. Con la mejora del acceso al agua potable y a un saneamiento adecuado y el fomento de la higiene de las manos, se potenciaría la reducción de las enfermedades diarreicas.

La nota completa se encuentra aquí.

Comentá esta nota