4 opiniones
Tiene una opinión sobre este negocio? Escríbala aquí




La cocina Hereje

Asunción, Central

Una cocina caprichosa con el paladar, nos desafía a un concierto de sabores, aromas y sensaciones placenteras, con platos únicos y artesanales.
Cocina de autor donde encontrarás satisfación a
los más exigentes que buscan la mejor
combinación de la gastronomía con el espacio sereno, cálido y armonioso donde compartir momentos especiales.
En una casa diseñada por el Arq. Pindú, se conjugan espacio, arte, calidez y gastronomía para brindarte lo mejor.

Dirección de La cocina Hereje

Callejon Rodolfo Fiore 3923 c/ Teresa Aquino, Asunción, Central

Teléfono de La cocina Hereje

  • 021200868

Opiniones

Tiene una opinión sobre este negocio? Escríbala aquí

Comentario de Ernesto

Estuvimos cenando ahi y nos gustó todo, los sabores son increíbles, muchas especias y unos picantes mexicanos increíbles. Los vinos con descuento y los postres riquisimos. El ambiente, la decoración y la atención personal de Alicia nos encantó. Super recomendado.


Comentario de Carlos

El ambiente es verdaderamente hermoso, lleno de arte y unos platos riquísimos que no existen en ningún otro restaurant. El Mole poblano es riquísimo y mi señora es vegetariana y comió unos fideos de trigo sarraceno tostado con legumbres saltadas en salsa Thai. Una delicia. El te que tienen es riquísimo y los hay desde 14 mil guaranies. El postre fue un pastel maya, que estaba buenísimo. Super recomendado para paladares exigentes y con ganas de cosas nuevas. y el vino, Un Angelica Zapata Malbec.


Los sabores son increíbles.

Varios amigos nos comentaron del lugar, fuimos y nos encontramos con un menú increíble, lleno de especias exóticas y de sabores nuevos. Sus pancitos son caseros y los sirven con mascarpone hecho por ellos, su salmón en dueto sinfónico es increíble y el cerdo con la salsa 4 sentidos es fabuloso. Los precios acordes al nivel que proponen, el ambiente es cálido y muy refinado. Y tienen una variedad de Thés que no vimos ni en Buenos Aires. La atención es cálida y sofisticada. El postre fue chongos zamoranos, una delicia! Y los mejores vinos tienen descuentos, nos gustó muchisimo el lugar.