Alergias

El polvo doméstico y la alergia

DÍA 28/08/2014 - 06:28 hs.
Dr. Manuel Ratti Sisa
Dr. Manuel Ratti Sisa
La alergia al polvo de la casa es una de las causas más importantes de asma y rinitis alérgicas.
En nuestro país, es la alergia número uno, por lejos, y generalmente el paciente no entiende a que "polvo" nos referimos cuando hacemos el diagnóstico, confundiendo con el polvo ambiental, que podemos encontrar en un camino arenoso, por ejemplo.
Foto: www.teinteresa.es
El polvo doméstico no es en realidad una substancia simple, sino un acumulo de materias vivas e inertes. Entre los componentes de dicho polvo podemos citar: fibras de tejidos, restos de alimentos, descamación de piel humana y animal, fragmentos y heces de insectos, polenes de plantas, hongos, bacterias y unos pequeños microorganismos llamados ácaros. 
 
De todos ellos, son los ácaros los principales responsables de la alergia al polvo de la casa.
 
Los ácaros son seres microscópicos, invisibles a simple vista, que viven en todo lugar donde existan hombres o animales, no son peligrosos para el hombre y no transmiten enfermedades, pero sus componentes y principalmente sus defecaciones, pueden causar alergia.  
 
Los acaros se convierten en "metabolizadores" de todas las proteinas del ambiente de la casa, y sus defecaciones, son verdaderos extractos de las mismas.
 
Se desarrollan principalmente en lugares calurosos y húmedos, y su alimento principal lo constituyen las descamaciones de la piel humana y animal. 
 
Un adulto elimina aproximadamente un gramo de piel descamada por día y eso puede ser suficiente para alimentar a varios miles de acaros. 
 
Medidas para controlar la presencia de ácaros en el polvo:
 
     * Evitar la acumulación de libros, revistas, papeles que favorecen la acumulación de polvo en el dormitorio.
        
     *  Limpieza diaria y cuidadosa del dormitorio usando paños húmedos para retirar el polvo de sobre los muebles.
 
     *  Evitar la presencia de alfombras peludas o muñecos de peluche.
 
     * Conservar las ropas guardadas en los armarios y con las puertas cerradas, guardar en bolsas de plástico las ropas que no están en uso.
 
     * Preferir el uso de colchones de goma-espuma, y si es posible forrarlo con un material plástico para aislar al ácaro.
 
     *  Cambiar la ropa de cama como mínimo una vez a la semana.
 
     *  Aspirar el colchón una vez a la semana.
 
     *  Evitar el ingreso de los animales dentro de la casa.
 
     * En lo posible ventilar y dejar entrar el sol en el dormitorio, como medida de lucha contra la humedad. 
 
Todo esto sirve para disminuir el número de ácaros en contacto con el alérgico, disminuyendo así mismo, el número y la intensidad de las manifestaciones producidas por la alergia. 

BIOGRAFÍA

Dr. Manuel Ratti Sisa - Médico Alergista
  • Egresado de la UNA, año 1983.
  • Residencia de Clínica Médica en la ICCM - FCM UNA.
  • Residencia Especializada en Alergia e Inmunología en el Hospital das Clinicas - FCM Universidade de Sao Paulo. Sao Paulo, Brasil.
  • Becario en el Servicio de Alergia, Departamento de Neumologia, en el Centro Medico di Montescano - Fondazione Salvatore Maugeri. Pavia, Italia.
  • Attachée de Recherches, en el Hospital Rotschild. Paris, Francia.
  • Responsable de la Unidad de Alergia del Hospital Nacional de Itauguá, desde 1990 hasta la fecha.
Consultorio: Eligio Ayala 1026 casi Estados Unidos. Asunción. Teléfono: (021) 212-421 y (021) 214-284

Comentá esta nota